viernes, 29 de agosto de 2008

Entrevista para el Banco Mundial

Es necesario, como paso previo, asumir que no se puede alcanzar un desarrollo sostenible si no practicamos, al menos en lo que al agua se refiere, un modelo de desarrollo compartido, ya que el consumo de la riqueza producida con agua en los países en vías de desarrollo, debe compensarse con una teconología y un apoyo generoso al desarrollo sostenible de dichos países, sometidos al estrés hídrico de su propia pobreza.

Asimismo, el protagonismo de las comunidades locales debe centrar la atención para apoyar los mecanismos de gestión del recurso, pues la politización, a nivel de grandes temas de Estado, provoca un colapso en las políticas que deben resolver aspectos puntuales, organizativos y gestores que pueden y deben actuar en beneficio de la población, al margen de intereses espúreos, especialmente en los casos de abastecimiento y salubridad.

No hay comentarios: